Benidorm: Una ciudad y mil experiencias.

Una ciudad como Benidorm, referente a nivel mundial en turismo, alberga un sinfín de opciones de ocio y de lugares a visitar. Necesitaríamos varios días para vivir todas las experiencias que nos están esperando (Su restaurantes, sus parques temáticos, los espectáculos, sus locales de ocio nocturno, sus playas, sus calles, sus paisajes, sus fiestas, sus alrededores, ...) Pero en el caso de que sólo tengas un día para conocer la ciudad, esto es lo que te recomendamos.

Cuando llegas a Benidorm, lo primero que te sorprende es su ubicación geográfica, rodeada por el Parque Natural de Sierra Helada, por el Este, Sierra Cortina y el Puig Campana por el Norte y el Tossal de la Cala por el Oeste, permiten a la ciudad tener un microclima que aleja los vientos y las borrascas que se acercan desde el interior. Con el buen tiempo asegurado, sus playas se convierten en el objetivo de cualquier turista que nos visite.

La playa de Levante, con más de 2 km de blanca y fina arena, permiten compaginar el baño y el Sol con el gran número de establecimiento que jalonan su paseo.

La playa de Poniente destaca por su paseo diseñado por Carlos Ferrater, que ha sido premiado y reconocido mundialmente y que ya es todo un icono de la ciudad.

Si prefieres las playas más pequeñas y tranquilas, puedes visitar Mal Pas, pequeña cala urbana protegida por la Punta del Canfali, o las calas de Ti Ximo y Almadrava, al refugio de Sierra Helada.


No puede faltar en tu agenda, una visita al casco antiguo de Benidorm. Pasear por sus estrechas y empedradas calles, contemplar la ciudad desde el mirador del Castillo (El balcón del Mediterráneo) desde donde podrás admirar el Mediterráneo, la Isla de Benidorm y toda una panorámica de la ciudad. La zona del casco antiguo también destaca por sus zonas de tapeo y restaurantes donde podrás degustar desde la comida típicamente mediterránea hasta todo tipo de productos que destacan por su calidad.

Si te gusta la fotografía o ver la ciudad desde lo alto para contemplar las playas y su skyline, te recomendamos subir hasta la Cruz de Benidorm (En Sierra Helada) o al mirador del Gran Hotel Bali.

Después de bañarte en sus playas, visitar la ciudad y su casco antiguo, después de haber probado las maravillas culinarias que nos ofrecen sus restaurantes, puedes pasear por el parque de L`Aigüera, diseñado por Ricardo Bofil, todo un pulmón de Benidorm, o visitar el parque de Elche donde podrás contemplar una réplica de la dama de Elche.

Si todavía cuentas con algunas horas, al caer el Sol puedes 'terracear' o entrar en alguno de los locales con los que cuenta la ciudad. Las opciones son para todos los gustos. Elige la música que más te guste, Rock, electrolatino, house, chill out, música española, música en vivo, ...; y disfruta de una tarde única en el mejor habiente. Y para los más trasnochadores, Benidorm es todo un referente en la vida nocturna. Desde el mismo centro, pasando por la playa de Levante, hasta la zona de la carretera podrás encontrar todo tipo de pubs y discotecas que te harán alcanzar el amanecer en la ciudad que nuca duerme.

Sabemos que muchas cosas se nos han quedado en el tintero, por eso esperamos que esta visita no sea más que tu toma de contacto para que vuelvas pronto y sigas conociendo todo lo que te ofrece la ciudad (Terra Mítica, Mundomar, Aqualandia, Benidorm Palace, Molino Benidorm, Terra Natura, Aqua Natura, ...) experiencias que trataremos en posteriores post, aquí, en los Blogs de Benidormclick. Te esperamos!